-Me has conocido en un momento extraño de mi vida.
"A todas ellas van también dedicadas estas páginas, con el extraño y alentador afecto que sólo es posible mantener entre personas que no llegan a conocerse nunca".

Soledad Puértolas, en el prólogo de Una enfermedad moral.

Le Petit Prince


"—Adiós —dijo el zorro—. He aquí mi secreto, que no puede ser más simple : sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos."
                                         
El Principito, ANTOINE DE SAINT - EXUPERY.


Siempre ha sido uno de mis favoritos.

" Y rió una vez más.
—¡Ah, muchachito, muchachito, cómo me gusta oír tu risa!
—Mi regalo será ése precisamente, será como el agua..."






 Ilustración: Adrian Hillman.

3 comentarios:

Me encantan, la obra y la entrada. :)
Saludos!

 

Y como las grandes verdades, pasa por ser un cuento para niños...;)

 

O para no tan niños.
Siempre se queda algo escondido en ese libro. Quizá le demos demasiadas vueltas. Una de mis partes favoritas es la conversación en la que el principito trata de domesticar al zorro.
Domesticar... Suena tan frío. Pero quizá es más humano de lo que pensamos.
"¿Ves allá abajo los campos de trigo? Yo no como pan y por lo tanto el trigo es para mí algo inútil. Los campos de trigo no me recuerdan nada y eso me pone triste. ¡Pero tú tienes los cabellos dorados y será algo maravilloso cuando me domestiques! El trigo, que es dorado también, será un recuerdo de ti. Y amaré el ruido del viento en el trigo."

Después de todo, a todos nos han domesticado alguna vez. Con la voz, con la mirada, con los pensamientos, las caricias, los silencios, los desvelos.

Muchos besos y corazones domesticados. =)

 

Publicar un comentario

¡Gracias por tu tiempo!

Song of myself. XXIV

Unscrew the lock from the doors!

Unscrew the doors themselves from their jambs!
Whoever degrades another degrades me,
And whatever is done or said returns at last lo me.
Through me the afflauts surging and surging, through me the current and index.
I will accept nothing which all cannot have their counterpart of on the same terms.

Walt Whitman.