-Me has conocido en un momento extraño de mi vida.
"A todas ellas van también dedicadas estas páginas, con el extraño y alentador afecto que sólo es posible mantener entre personas que no llegan a conocerse nunca".

Soledad Puértolas, en el prólogo de Una enfermedad moral.

Ella II

Se pasó horas gritando bajo el agua de la ducha. Sabe que claudicó demasiado. Ya no tiene prisa por salir a la calle. Ni necesita ese vestido negro.
A veces se pasa horas dando vueltas en la cama, o se queda dormida a las cuatro de la tarde en el sofá. Llora cuando escucha a los Rolling. Bebe copas de vino entre comidas. Lleva cinco semanas sin depilarse las piernas.
Ha cambiado a Emma por Música de cañerías. Ya no mira su reflejo en cada escaparate de la avenida. Se ríe con las series más malas. Ha recuperado su adicción al chocolate.
Va al cine con frecuencia. Se ha apuntado a clases de tango. Un abrigo nuevo descansa dentro del armario. Las cartas rebosan en su buzón.
Le parece estar incompleta. Siente que le falta un trozo. Pero se nota más viva que nunca.
Ahora es ella, sencillamente ella: ella y sus gritos, ella y Bukowski, ella y la risa, ella sin Austen.


**********************************************************************************

PD: Siento renovar con tan poca frecuencia y siento comentar tan poco en vuestros escritos, pero es que tengo un lío tremendo en la universidad y me resulta casi imposible robarle unos minutos a la tarde. Muchas gracias por continuar siguiéndome, a pesar de todo. Me hago la firme proposición de pasar por aquí mucho más a menudo.
Os sigo, siempre.
Lena

4 comentarios:

Pues a pesar de todo.. es bueno ser "quien se es".. con todo y los trozos que a veces parecen faltar... ^^

Ah.!! no pasa nada si no actualizas tan seguido... por aquí seguimos el vaivén de tus letras...

Saludos de miel!

 

Ella siempre terminará siendo ella y es oes lo q e siempre se agradece. Que un persona nucna pierda esa escencia que la convierte en un ente singular, único e irrepetible.

Saludos!

 

Bueno, tranquila que cuando uno tiene abandonado el blog es porque allá afuera tiene una vida

y eso no debe cambiarse por nada


besos lena

 

Publicar un comentario

¡Gracias por tu tiempo!

Song of myself. XXIV

Unscrew the lock from the doors!

Unscrew the doors themselves from their jambs!
Whoever degrades another degrades me,
And whatever is done or said returns at last lo me.
Through me the afflauts surging and surging, through me the current and index.
I will accept nothing which all cannot have their counterpart of on the same terms.

Walt Whitman.