-Me has conocido en un momento extraño de mi vida.
"A todas ellas van también dedicadas estas páginas, con el extraño y alentador afecto que sólo es posible mantener entre personas que no llegan a conocerse nunca".

Soledad Puértolas, en el prólogo de Una enfermedad moral.

"Nocturno", de Rafael Alberti.

Cuando tanto se sufre sin sueño y por la sangre
se escucha que transita solamente la rabia,
que en los tuétanos tiembla despabilado el odio
y en las médulas arde continua la venganza,
las palabras entonces no sirven: son palabras.

Balas. Balas.

Manifiestos, artículos, comentarios, discursos,
humaredas perdidas, neblinas estampadas.
¡qué dolor de papeles que ha de barrer el viento,
qué tristeza de tinta que ha de borrar el agua!

Balas. Balas.

Ahora sufro lo pobre, lo mezquino, lo triste,
lo desgraciado y muerto que tiene una garganta
cuando desde el abismo de su idioma quisiera
gritar lo que no puede por imposible, y calla.

Balas. Balas.

Siento esta noche heridas de muerte las palabras.



Rafael Alberti
Madrid, 1937.

6 comentarios:

Rafael Alberti, uno de los grandes.

Saludos cordiales,

Hasta pronto.

 

Cuanta sensibilidad desprende este blog.. Da gusto pasarse por aquí..
Y gracias por tus comentarios, llegan y alentan..
otro beso azul para tí

 

A veces esas palabras hieren más que el filo de una navaja o el ardor de una bala. Las palbras te destruyenpor dentro, y eso duele más. Me encanta este poema que has escogido, es precioso, sobrecogedor.
Será porque la que lo ha puesto tiene muy buena gusto ;)

(L)
besistos L!

 

Las palabras a veces matan, que gran poeta.. :)

 

tienes un gusto precioso para elegir poetas :)

 

Publicar un comentario

¡Gracias por tu tiempo!

Song of myself. XXIV

Unscrew the lock from the doors!

Unscrew the doors themselves from their jambs!
Whoever degrades another degrades me,
And whatever is done or said returns at last lo me.
Through me the afflauts surging and surging, through me the current and index.
I will accept nothing which all cannot have their counterpart of on the same terms.

Walt Whitman.