-Me has conocido en un momento extraño de mi vida.
"A todas ellas van también dedicadas estas páginas, con el extraño y alentador afecto que sólo es posible mantener entre personas que no llegan a conocerse nunca".

Soledad Puértolas, en el prólogo de Una enfermedad moral.

Lo que somos.

A veces nos dejamos llevar y olvidamos que otros nos están mirando. A veces escribimos sin pensar, sólo trazando sobre el papel una sucesión de letras que si se piensan detenidamente puede que ni siquiera tengan sentido. A veces cantamos bajito sin darnos cuenta. Otras veces simplemente la garganta da voz a un pensamiento que ha cruzado nuestra mente como una estrella fugaz, y casi siempre las palabras que articulamos son las más inadecuadas para la situación presente.
Pero es entonces, y sólo entonces, cuando atisbamos a ver qué es lo que en realidad somos.

7 comentarios:

Cuanta razón.. cuando no nos callamos, cuando no nos reprimimos ni avergonzamos de hacer algo, hacer algo sin más y ya esta, siguiendo el impulso...

Me encanta como escribes, als palabras que usas.. TODO


besos querida lena (L)
:)

 

Somos insignificantes.....Saludos!

 

Yo a veces escribo palabras en las nubes, canto bajito con las manos, digo todo lo que pienso y nunca, nunca, nunca, elijo las palabras adecuadas a la hora de mantener una conversación. Besos Lena!

 

Nuestro verdadero yo sale a flote cuando nos deja de importar lo que piensan los demas y hacemos cosas que normalmente nos avergonzaria.
Yo por ejemplo,suelo pellizcar las ojas de papel y masticarlas,suena raro pero lo hago,jeje

 

y entre el acto de escribir ... entre lineas muchos nos descubrimos dejando de lado ese velo de misterio aun cuando no nos podamos ver,

 

aveces simplemente sólo somo producto de esa vida imbisible que se esfuerza en salir de aquello que creimos olvidado... te dejo un beso

 

Publicar un comentario

¡Gracias por tu tiempo!

Song of myself. XXIV

Unscrew the lock from the doors!

Unscrew the doors themselves from their jambs!
Whoever degrades another degrades me,
And whatever is done or said returns at last lo me.
Through me the afflauts surging and surging, through me the current and index.
I will accept nothing which all cannot have their counterpart of on the same terms.

Walt Whitman.