-Me has conocido en un momento extraño de mi vida.
"A todas ellas van también dedicadas estas páginas, con el extraño y alentador afecto que sólo es posible mantener entre personas que no llegan a conocerse nunca".

Soledad Puértolas, en el prólogo de Una enfermedad moral.

Un poco de tranquilidad.

Aún recuerdo nuestra última discusión. Fue el octubre pasado. O quizá en noviembre. No sé, en realidad no es relevante. Fue uno de esos días en que no teníamos ni objetivos ni anhelos comunes. Él se puso a gritar y yo sólo quería silencio. Al final, decidí contestarle, a ver si terminaba de enfadarse del todo y guardaba su voz cerca de la boca del estómago.
- ¡No me escuchas!
- ¡Claro que sí! Con ese tono de voz, es imposible no oírte.
- ¡Hazme caso de una vez! ¡Sólo me ignoras para cabrearme!
- ¡Oh, sí, querido! Es mi objetivo vital: cabrearte. Cada mañana me pongo la meta un poco más lejos. Hoy parece que voy a alcanzarla.
- ¡Odio cuando te pones sarcástica!
- Y yo detesto que tu madurez cumpla años los bisiestos.
Abrió la boca, retuvo la respiración en sus pulmones un instante y apretó los puños, pero no dijo nada. Se dio media vuelta y se encerró en el salón tras un portazo que retumbó por toda la casa.
Yo cogí de nuevo el periódico y seguí leyendo.
Hay días en que hago lo que sea por media hora de tranquilidad. Menos mal que no es rencoroso.

7 comentarios:

El no rencor es bueno, aunque tanta discusión quizás acabe ahogando.

.un muáh :)

 

Escenas tan típicas que finalmente acabas por leerlas y te sorprendes.

Un saludo, como siempre

 

Ahhhh!... no sabes como me identifiqué...jaja!, y es que hay veces que lo único que uno quiere es estar sola con sus pensamientos y con sus palabras... ups! aunque yo por mi parte no estoy tan segura de que no me guarden rencor... (luego hasta remordimiento me da... :S)...

saludos Lena, un beso.

 

Lo mejor para sentirme identificada esta noche!!!
Muy bueno, sabes, yo muero por un segundo, pero en realidad no sé dónde hacermelo..Los tuyos dónde son?

 

Jojojojojojojojo "Y yo detesto que tu madurez cumpla años los bisiestos" jojoojjojjoojo. Casi muero! si es que nos pasa a todos!

 

jejejeje ya te vale!!! :)
el final es genial :) un besoooo y muchas gracias por tu visita
PD: me quedo con la sonrisa que me sacaste con ese final jejeje :D

 

Concuerdo con galicia maravillas totalmente, me has matado con el final. Hay momentos en los que yo también necesito espacio, pero al mío es más fácil apartarle con un beso. :)

 

Publicar un comentario

¡Gracias por tu tiempo!

Song of myself. XXIV

Unscrew the lock from the doors!

Unscrew the doors themselves from their jambs!
Whoever degrades another degrades me,
And whatever is done or said returns at last lo me.
Through me the afflauts surging and surging, through me the current and index.
I will accept nothing which all cannot have their counterpart of on the same terms.

Walt Whitman.