-Me has conocido en un momento extraño de mi vida.
"A todas ellas van también dedicadas estas páginas, con el extraño y alentador afecto que sólo es posible mantener entre personas que no llegan a conocerse nunca".

Soledad Puértolas, en el prólogo de Una enfermedad moral.

Después de tropezar.


Al final, lo que cuenta es lo que acabamos siendo después de nuestros tropiezos. ¿De qué vale caerse mil y una veces si al levantarnos y sacudirnos el polvo seguimos andando como si nada? ¿Qué pasaría si una piedra mal colocada en el camino provocase el desequilibrio del cuerpo y su posterior caída, y dicho cuerpo desplomado se levantase sin más y continuase caminando mirando hacia las nubes? ¿No sería más que esperable una nueva caída?
Dejémonos de metáforas, que las sombras avanzan y el viento sopla glacial y no es momento para explorar las posibilidades del lenguaje. Y en este instante de mi vida, en este punto justo de la noche, yo me pregunto ¿de verdad sirven tantos enfrentamientos, tantas lágrimas, tantos gritos, tantas noches hipando en silencio cobijada por las sábanas? Y dándole vueltas y vueltas en la cabeza, tantas que los puntos cardinales ya no son los que eran ni parecen los que son, he llegado a la conclusión de que sí, de que cada lágrima nos acerca un poco más a tener una ligera concepción de lo que somos en realidad y de lo que queremos.
Y ahora sé, después de una noche de ahogo, que no quiero ser una persona vacía, que quiero saber cambiar con el mundo, que quiero irme muy lejos pero que también necesito tener cerca muchas de las cosas que se quedarían aquí. Que no puedo vivir sin determinadas personas, que sin ellas estoy irremediablemente condenada a ser una persona vacía, de esas que se quedaron y no supieron mantener las cosas que querían a su lado, de las que no son capaces de abrir su mente a nuevas realidades.
Más que nunca esta noche (lluviosa desde hace un momento) creo que, al final, lo que cuenta es lo que acabamos siendo después de nuestros tropiezos.

11 comentarios:

pero yo creo que hay mas cosas que los tropiezos que hacen ser como al final eres
¿no? todo influye

 

Cada tropiezo hace de nosotros lo que somos ahora, nos cambian de una forma o de otra. Si evitamos equivocarnos nos evitamos dolor, pero perdemos muchas oportunidades de aprender sobre la vida.
Aunque, sinceramente, yo soy del grupo que intenta equivocarse nada y menos y seguir hacia delante buscando piedras para esquivarlas :P
Un beso

 

Los tropiezos nos van configurando, es cierto.
Pero detrás de cada tropiezo, hay algo que coger, algo que absorber, bien sea madurez o un simple aprendizaje rutinario.
Se puede aprender de muchas cosas. De las lágrimas, ¡claro que sí!
Llorar a veces, a solas, nos hace ver las cosas desde una perspectiva diferente, más íntima, más nuestra, sin los prejuicios que arrastra la sociedad consigo.
Por más que cien piedras se crucen, habrá mucha que podamos esquivar y otras que cogeremos del suelo y llevaremos encima.

No, no eres una persona vacía, y no lo serás!

Un saludo ^^

 

Infinitas gracias por seguirme ;)
Prometo pasarme por aqui al menos una vez al dia.

Un beso!:)

 

Un amigo una ves me dijo "Para aprender hay que caer!"
peinso que tendremso tropiezoa para ser alguin, y no uan persona vacia, no lo seras, no lo seremos... saludos! =)

 

Se aprende de los errores y de los tropiezos, pero quizá para aprender hay que levantarse. Si no, no aprenderíamos.
Desde Marte
Mirna

 

lo que importa es que recuerdes esos tropiezos y sepas aprender de ellos.

 

yo creo que le que cuenta es seguir siendo despues de los tropiezos, lo que eramos antes de ellos, con un par de arrugas mas, claro.
un saludo en la lejania.

 

w o w

este texto tuyo es para enmarcarlo ... ! de verdad, princesa azul... si te hubiera escuchado recitarlo... me hubiera puesto de pie aplaudiendo al terminarlo... y es que la sinceridad se percibe aún a la distancia....

yo también quiero ser más que apariencia... y quiero que cada tropiezo que he tenido valga la pena... pues aunque deseo seguir mirando al Cielo... se que mis pies deben andar con paso firme la senda...

...

 

Ai dios es increible y perfecto.
Siento no haberme pasado antes
Un saludo, como siempre
Lish

 

Publicar un comentario

¡Gracias por tu tiempo!

Song of myself. XXIV

Unscrew the lock from the doors!

Unscrew the doors themselves from their jambs!
Whoever degrades another degrades me,
And whatever is done or said returns at last lo me.
Through me the afflauts surging and surging, through me the current and index.
I will accept nothing which all cannot have their counterpart of on the same terms.

Walt Whitman.