-Me has conocido en un momento extraño de mi vida.
"A todas ellas van también dedicadas estas páginas, con el extraño y alentador afecto que sólo es posible mantener entre personas que no llegan a conocerse nunca".

Soledad Puértolas, en el prólogo de Una enfermedad moral.

Y espero y espero...


Y yo espero y espero, un acontecimiento, un susurro, una revelación, un gesto que rompa con lo normal. Espero porque no puedo vivir de otra manera, porque si no esperase -una nueva canción que me quiebre en mil pedazos, otro libro que merezca ser devorado, una frase que me llegue y que me toque y que me cambie- se me antojaría imposible dar un paso más. Espero unos versos escritos desde adentro, que la noche y el aire me sigan hablando, espero una lágrima sincera, espero otra Luna nueva de nuevo y que el ciclo jamás se interrumpa. Espero que la vida me sorprenda.


Y a veces espero y espero y espero y espero y nada obtengo de lo esperado. Pero a veces la perseverancia merece la pena y una nueva Báilame el agua llega a mis manos.
Y entonces, en retrospectiva, casi paladeo cada instante transcurrido durante la espera, pues hace mucho más intensa la sensación aguardada.

10 comentarios:

Bueno, supongo que la vida está hecha de esperas. Una tras otra.
Sorpresas de improvisto. Aburrimiento y hastío en épocas... otras veces todo va precipitándose...

Es un no parar de esperar!
Y a veces esperando a que la vida nos sorprenda, no lo hace! Y nos quedamos enganchados a esa espera que tan larga se nos hizo.

Y de pronto, aparece algo inesperado, algo extraño y completamente nuevo, algo que nos hace abandonar ese estado y dar un nuevo pasito, por pequeño que sea.

Espera todo cuanto puedas, la paciencia es muy importante y a veces, correr demasiado, nos hace tambalearnos.
¡Cuidate!

 

la espera puede ser mejor que conseguir lo esperado, muás

 

Pero la espera siempre se ve recompensada con nuevos descubrimientos que hacen que nuestra vida merezca la pena... soñando siempre a través de ellos!!
preciosa entrada y preciosa reflexión!
besitos

 

Esperar, esperar y esperar.
Todos esperamos algo, el problema es que no todos sabemos cuidar lo que tanto tiempo nos hizo esperar impacientes y rompernos la vida.

:) un saludo

 

Me recuerda a mi monotonía... :)
Desde Marte
Mirna

 

es lindo cuando la vida nos sorprende (gratamente)... ¿y es la novela o la peli la que ha trascendido tus sentidos?...

(esperos nos cuentes)

besos.

 

He visto la película en un par de ocasiones, me gusta el poema de Bailame el agua, más el original que la porción de este que sale en el film.

Un saludo

 

Esperar y tener paciencia no está mal, y a veces es lo único que se puede hacer. A veces, por el contrario, es necesario actuar y luchar para conseguir lo que queremos. En cualquier caso, cuando conseguimos algo que nos ha llevado tiempo y/o esfuerzo se disfruta más.
Un beso

 

El camino es más importante que la meta, aunque realmente cuando alcanzas la meta y eres feliz, sigues yendo en un camino, no? :)
Muchísimas gracias por tu comentario en mi blog.. y siento no haberte contestado antes pero no he tenido mucho tiempo.
Espero que sigas escribiendo, porque me encanta como lo haces :)

Besos!

 

Publicar un comentario

¡Gracias por tu tiempo!

Song of myself. XXIV

Unscrew the lock from the doors!

Unscrew the doors themselves from their jambs!
Whoever degrades another degrades me,
And whatever is done or said returns at last lo me.
Through me the afflauts surging and surging, through me the current and index.
I will accept nothing which all cannot have their counterpart of on the same terms.

Walt Whitman.